lunes, 3 de diciembre de 2012

¿OTRO VIAJE AL CENTRO? NO, GRACIAS

A Felipe González, el gran referente del socialismo español en el último cuarto de siglo XX, se le ha rendido homenaje este fin de semana con motivo del trigésimo aniversario de su investidura como presidente del gobierno español.
Durante este acto, el histórico dirigente socialista ha manifestado la que cree es la solución a los problemas de pérdida de confianza y afiliación que sufre el PSOE, y esta, según él, pasa por acaparar el centro político y volver a ser el partido mayoritario que fue.
Precisamente ahora, cuando ante la pérdida de definición que el partido ha ido experimentando con su paulatina transformación en un partido de masas, sus bases reclaman un nuevo Suresnes que le vuelva a situar ideologicamente aún a costa de perder peso político - algo que se torna complicado ante la sangría de las últimas convocatorias electorales -, reaparece el principal impulsor de aquel histórico congreso y propone justamente lo contrario.
No es un nuevo viaje al centro lo que necesita el PSOE, no es profundizar en esa (falta de)ideología donde todo vale con tal de acaparar votos y escaños, sino reafirmar sus ideas y convencer a la ciudadanía de porqué la sociedad funcionaría mejor con ellas, para así recuperar su confianza y su voto.
Las manifestaciones vertidas por Felipe González muestran un partido rendido, un partido que no opta ya a cambiar las cosas, sino a subirse al tren en lugar de intentar pararlo y que cambie de dirección. Y esto no es lo que demanda esa afiliación que elección tras elección le está dando la espalda y disgregando su voto entre otras opciones de izquierdas con una posición ideológica más definida y creible.
Un nuevo viaje al centro sustentaría las tesis de quienes afirman que es lo mismo votar al PSOE que al PP, y aunque ni es ni nunca será lo mismo, sí que podría llegar a parecerse. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno Luisa!!

Anónimo dijo...

thanks for sharing.